Jheronimus van Aken (El Bosco), Portada

Jheronimus van Aken (El Bosco)

Nombre: Jheronimus van Aken (El Bosco)
Año de Nacimiento: 1450
Año de muerte: 9 de agosto de 1516, Bolduque, Países Bajos

Estilo: Renacimiento nórdico, Renacimiento, Renacimiento flamenco, Arte gótico, Pintura flamenca

¿Quién fue Jheronimus van Aken?

Sobre su biografía existen aún muchas lagunas. No se sabe por ejemplo dónde vivían sus padres cuando él vino al mundo, y tampoco consta su año de nacimiento. Aunque se sitúa hacia 1450, lo cierto es que no es posible fijarlo con seguridad. El Bosco no fechó ninguno de sus cuadros y son relativamente pocos los que llevan una firma que pueda considerarse no apócrifa.

Es claro que la pintura de El Bosco se distinguió por ser de carácter religioso, pero la diferencia es que buscaba representar a las figuras de los santos como personas comunes, perfectamente vulnerables, en ocasiones casi caricaturescos. En sus obras usualmente había un mensaje moralista satírico, esto provoco que se desatara una ola de comentarios apocalípticos en su contra. Aunque, esa actitud le ganó muchos admiradores, igual de inusuales a él, estos se encargaron de pagar grandes cantidades de dinero con tal de tener estas preciosas obras en sus manos.

Una de las características principales de la pintura del Bosco es la vena satírica que expone, especialmente cuando trata la doctrina más tradicional de la Iglesia católica. Sus alusiones al pecado, la transitoriedad de la vida o la locura del hombre son muy frecuentes.

Datos sobre Jheronimus van Aken

  • Para muchos, la verdadera innovación del Bosco fue la utilización de elementos burlescos y divertidos, “poniendo en medio de aquellas burlas muchos primores y extrañezas”, como decía fray José de Sigüenza.

  • El Bosco, utiliza un lenguaje simbólico y sofisticado basado en las creencias y leyendas populares de ese tiempo. Se dice que muchos de los significados ocultos en sus obras se han ido perdiendo con el paso de los años, lo cual aumenta su carácter enigmático. En sus obras, representaba los vicios humanos, la relación que guarda el pecado con sus consecuencias y las creencias religiosas,  siempre con un mensaje moralista y satírico.

  • – Dentro de su técnica destacan los trazos sin demasiado retoque, creando una gama de colores de alto contraste que inevitablemente atrapa la vista. La saturación de elementos y personajes tan originalmente creados le valió en su época el apodo de “El creador de Demonios”.

Algunas Obras Destacadas 

El jardín de las delicias

Ascenso de la Santísima

Cristo con la cruz a cuestas

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MenúCategoríasHome Subir