Consigue una decoración estilo nórdico en 8 pasos

Consigue una decoración estilo nórdico en 8 pasos

Minimalista, funcional, acogedora y luminosa, así es la decoración de estilo nórdico, una estética nacida en los países escandinavos que causa furor en el mundo del diseño de interiores. Algunos la prefieren por su exotismo; otros, por su calidez, y la gran mayoría, por su frescura. Sigue leyendo esta nota que preparamos para ti y descubre ocho consejos clave para lograr una decoración de estilo nórdico en cualquier espacio que desees decorar.

¿Qué es el estilo nórdico?

El estilo nórdico es un tipo de decoración originaria de los países escandinavos, que actualmente está muy de moda en todo el mundo. Como es sabido, en varios países al norte de Europa la luz no abunda en algunas épocas del año, por lo que este tipo de decoración está pensada para contrarrestar esa falta de luz durante los largos inviernos.

Es por ello que en este estilo predominan los colores claros que permiten un mayor aprovechamiento de la luz natural, y se usan algunos pocos objetos para introducir elementos de color. Por otra parte, la decoración nórdica se caracteriza por utilizar elementos extraídos de la naturaleza: las texturas de la madera, las pieles y telas como el algodón o el lino contribuyen a crear una atmósfera luminosa y relajada.

¿Qué es el estilo nórdico?

8 claves para lograr una decoración estilo nórdico.

1.- Deja que la luz natural llene tu espacio

La primera clave es hacer lo que acostumbran los nórdicos: ¡llénate de luz! Multiplica la claridad de tus espacios utilizando cortinas delgadas y abriendo bien tus ventanas. Evita los colores oscuros en pisos, paredes, muebles y en todas las grandes superficies para que reflejen y distribuyan los rayos del sol.

Deja que la luz natural llene tu espacio

2.-Apégate al minimalismo

Evita sobrecargar el lugar con demasiados objetos decorativos si quieres mantener el estilo nórdico; en lugar de eso, haz que los pocos objetos estén muy bien escogidos. Tampoco llenes el piso de muebles para que tus espacios sean limpios y funcionales. En pocas palabras: cuando de estilo nórdico se trate, busca el minimalismo.

2.-Apégate al minimalismo

3.-Aprovecha las texturas de la naturaleza

Hay muchos elementos presentes en la naturaleza que los nórdicos aprovechan para su decoración buscando la calidez. Uno de esos elementos son las pieles de animal, pero si te parece una elección poco ecológica, puedes remplazarlas con pieles sintéticas. Las telas ideales son aquellas que provienen de fibras naturales como el algodón, el lino o la lana. Puedes complementar usando figuras o cuadros con motivos de flores y hojas como los de nuestra galería.

2.-Aprovecha las texturas de la naturaleza

4.-Usa la calidez de la madera

La madera es un material infaltable en cualquier diseño de interiores de estilo nórdico. Puede estar presente en suelos, paredes, muebles y hasta en pequeños objetos decorativos y accesorios. Si te decidiste por este material, opta por las maderas claras, como las del abedul y la haya. No importa qué tipo de madera escojas, con sus texturas siempre traerás calidez a cualquier espacio que desees decorar.

5.-Muebles con diseños sencillos

A la hora de escoger tus muebles, elige las líneas rectas y sencillas, aunque puedes incorporar en menor medida algunas curvas sinuosas y líneas orgánicas. Por nada del mundo optes por muebles sobrecargados, barrocos o con demasiados ornamentos. Recuerda siempre que la estética en el estilo nórdico se basa principalmente en la funcionalidad y la simpleza.

5.-Muebles con diseños sencillos

6.-Decora con motivos geométricos

En la decoración nórdica los motivos geométricos son muy utilizados, sobre todo en combinaciones de negro y blanco o de gris y blanco. Puedes utilizar patrones geométricos como triángulos, cuadrados, círculos o rombos en tus alfombras, en las fundas de tu cojinería y en otros accesorios de tela. Si optaste por la geometría, opta por los colores poco saturados, como los de la gama pastel.

7.-Reciclar y reutilizar

El estilo nórdico permite que utilicemos elementos para una función distinta a aquella para la que fueron fabricados, en otras palabras, puedes reciclar y reutilizar. Por ejemplo, unas viejas maletas de viaje que ya no utilizas pueden convertirse en una mesa de centro muy cool. Unas lindas cajas de chocolates pueden transformarse en un novedoso artículo decorativo, o unas viejas escaleras plegables pueden ser una estantería. El límite es la imaginación.

Reciclar y reutilizar
7.-Reciclar y reutilizar 2

Viste tus paredes de arte

En el diseño nórdico no puede faltar una buena pieza de arte o un cuadro llamativo, lo importante es que haga juego con tu decoración. Como ya te contamos, una buena opción pueden ser lo motivos de la naturaleza, como plantas o animales. En cuanto a las dimensiones, muchos prefieren realizar composiciones a partir de cuadros de distintos formatos en lugar de un solo cuadro de gran formato.

Viste tus paredes de arte

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MenúCategoríasHome Subir